viernes, noviembre 25, 2005

Ultimate X-men de Millar, la oportunidad desaprovechada.

Aún recuerdo la emoción que sentí cuando me enteré del proyecto Ultimate, yo tenía muchísimas ganas de ver una serie mutante que comenzara de nuevo y sin restricciones de ningún tipo. Más aun estando soportando esa etapa de Claremont en la llamada Revolution (algo parecido al Reload, pero sin sentido y estrepitosamente horrendo), que no tenía ni pies ni cabeza.
Antes de que llegara Ultimate X-men, había salido en España el tomo de X-men: Hijos del Átomo de Joe Casey, Steve Rude, Paul Smith y Esaad Ribbic. Obviando el hecho de que se suponía que entraba en la continuidad y el baile de dibujantes, el tomo me pareció genial, un principio soberbio para este equipo de superhéroes marginados. Vaya, que ansiaba algo semejante a esto dentro de la versión Ultimate.

Llego Ultimate Spiderman y lo encontré genial. Ya quedaba menos para que llegara la serie esperada. Incluso yendo de viaje a París, no pude evitar comprarme un tomo de Panini donde venía la primera saga, no me importaba que estuviera en francés.
Y llegó a España. Leo el primer cómic y... Vale, no era lo que esperaba, mucha acción, mucha mala leche y una nueva versión del Giant-Sized #01 pero con Jean Grey reclutando a unos cuantos a la causa de Charles Xavier. Ok.
No estuvo mal la primera saga, un Magneto que va a por todas y unos centinelas que aniquilan a los mutantes que ven a su paso. Esperaba algo menos vertiginoso, algo más desarrollado, pausado y cotidiano, un verdadero principio. Aquí es como si empezaras por la mitad de algo, y encima sin desarrollo de personajes, mucha chulería era la orden del día. Tuve paciencia, a ver si cambiaban las cosas en los siguientes números.

Pero no, no cambiaban, seguían igual, a Millar no le importaba el desarrollo, los personajes me parecían todos iguales y había mucho rollo militar. No parecían ni los X-men. ¿Eso es bueno? Vale, sí lo es, porque si estuviéramos leyendo más de lo mismo pues como que esta serie resultaría redundante, lo entiendo. Pero por dios... Es que en pocos números desaprovecha todo el potencial que tiene por delante, las cosas parecen suceder porque sí y son muy, pero que muy exageradas. Vamos a ver, ¿quién aceptaría que sobrevolararan por las calles unos robots gigantes para masacrar, destruyendo el entorno a su paso, a todos los mutantes que registren por ahí? ¿De verdad no hay humanos que estén familiarizados con algunos de ellos? ¿Cómo es que no hay manifestaciones ni quejas? Esto quiere decir que el tratamiento del tema mutante es NULO, y el Gobierno aquí parece el de V de Vendetta, o peor aun.

Por no hablar del ataque de Magneto contra el presidente, que será todo lo emocionante y épico que queráis pero... Después de esto las cosas deberían empeorar, pero es como si aquí no hubiera pasado nada, lo de los mutantes parece una cosa normal cuando supuestamente estaba comenzando.
Y así con todo en esta serie, lo de Arma-X no fue mala idea, sobre todo eso de la tapadera del Gobierno (una vez más) y la importancia que tiene SHIELD en el caso. De hecho, puede que sea la mejor saga de Millar dentro de la colección, porque lo que es el resto...

Proteus. ¿Alguien ha leído su versión original? Pues es totalmente terrorífica, de esas que te preguntas cómo diablos van a vencer a un bicho que puede hacerlo todo, es una saga emocionante donde los X-men sufren mucho para vencerle, hasta Lobezno llega a estar consumido por el miedo. Pero aquí se lo cepillan en cuatro números como si tal cosa, tan poderoso que es y lo matan en el acto, en cuatro números nos presentan a Betsy Braddock, a Moira McTaggert, mezcla el concepto de Legión con Proteus y nos presenta la isla Muir. No está mal escrito en el papel, pero esto podría haber dado mucho más de sí y no se aprovecha para nada, de hecho, el sucesor de este villano sería la versión Ultimate de Matanza en la colección de Spiderman de la misma línea. Encima, se carga el Louvre, la Plaza Mayor de Madrid, museos y galerías de Roma, monumentos de Sydney... Todo para cabrear un poquito al papi, que resulta ser Xavier. Ajá, ¿sabéis lo que quiero decir? Sí, no tiene repercusión alguna, se acabó, no volveremos a saber más del tema.
Vaya universo más raro...

Pero esto no es lo peor, lo peor es el trato que hace Millar del Club Fuego Infernal, que aparece de refilón al final de un número y se presentan en otro para ser espichados enseguida por las fuerzas del Fénix, que aquí es donde el guionista se porta bastante bien, actualizando el concepto de la entidad cósmica de gran poder. Lo desagradable es ver a Shaw como un vulgar humano y poco más, para luego ser finiquitado en un abrir y cerrar de ojos.

Después llegaría el emocionante regreso de Magneto (un acierto del guionista, todo esto de que Xavier lo tuviera controlado, ofreciéndole una vida nueva), con la saga del nombre del tercer libro del Señor de los Anillos. Todo esto sin olvidar Ultimate War, que como es un crossover lo voy a obviar, a pesar de estar directamente ligado a la serie. Todo empieza muy bien, con un Magneto dispuesto a todo, desarrollando un plan y preparándolo, no está nada mal. Hasta las versiones de Madrox y Forja llaman la atención. Sin embargo, al final llega la caballería y ya está, todo acaba de una manera precipitada y absurda. Este era el final de la etapa de Millar.

En tan solo 33 números el guionista se cepilla muchos de los mejores conceptos de la maravillosa etapa de Claremont/Byrne en Uncanny X-men. Es una lástima, desde luego, porque la sensación de refrito se queda ahí, si hasta la llegada de Kitty Pryde a la Mansión es similar (aunque la madre de la mutante da mucho más juego), Proteus tiene que ver con Moira y ataca en la isla Muir a su padre (aunque pase a ser el calvo), el Club Fuego Infernal quiere al Fénix... Es muy triste, es como una versión cool de lo antiguo. ¿Qué gracia tiene eso? ¿Es esto novedoso? Ni por asomo, al menos a mí no me lo parece. Si hasta los personajes me parecen todos iguales y no hay uno que destaque. Aparte de que no hay quien se crea lo de Lobezno, que trata de matar a Summers y luego parece como si no hubiera pasado nada.
Menudo rollo.

No todo son cosas malas, hay una desconfianza hacia Xavier por parte de los algunos componentes del grupo (debido a que es un telépata, por lo que temen que los manipule) y está muy bien planteada, la relación entre éste y Magneto también tiene sus momentos, la conversación entre la madre de Kitty y Xavier es digna de mención, la nueva versión del Fénix tiene su gracia, esa Hermandad de Mercurio no está nada mal... En fin, que tiene sus cosas buenas, pero en verdad me parece una etapa fallida, probablemente la colección más floja de la línea.

Luego llegarían Bendis y Vaughan, este último lograría aupar la colección, pero ese ya es otro tema.

9 comentarios:

Dreamwalker dijo...

La verdad es que la etapa de Millar en Ultimate X-Men se perdió un poco entre tanta chulería e intento de molar, pues había buenos argumentos y buenas ideas... pero parece que se escurrían. Aún así tiene sus aciertos, no lo vamos a negar. Pero también tiene a ese Proteus... y El REtorno del Rey... y esa saga del CLub Fuego Infernal que es para echar pestes... en fin, esperemos que los que vengan tras Brian K. Vaughan no comentan los mismos errores.

Anónimo dijo...

Jejeje yo si sigo la serie es por Vaughan, supongo ke en kuanto se vaya yo la dejare.

Doc Samson dijo...

Pues despues de Vaughan viene Kirkman, guionista que por las criticas que reciben sus trabajos parece muy bueno, yo por lo menos le daria una oportunidad.

Ernesto dijo...

curiosamente aca te quejas del efecto Winzip de las series Ultimate, la verdad que tan malas no me parecieron, salvo excepciones como el regreso de Magneto y Ultimate War.
En todo caso la sigo porque me gustan los mutantes pero ponerme al dia en la serie clasica a estas alturas seria complicadisimo y esta la puedo seguir desde el principio con total calma y el efecto final me gusta....

David Fernández dijo...

Vaughan se está saliendo, y de Kirkman (Invencible y Los Muertos Vivientes son la leche!) espero grandes cosas.

Anónimo dijo...

Como que proteus y matanza es lo mismo??

Ovidio dijo...

Proteus y Matanza no son lo mismo, no he dicho eso. Pero sin embargo, Matanza es mucho más Proteus que la versión Ultimate que nos ofrece Millar. Porque el debut de este personaje en el universo normal era más o menos del estilo, dejando cadáveres, no conocías su aspecto, había suspense... Bendis hace casi lo mismo con Matanza, creando el mismo efecto.

Es mi opinión.
Saludos.

Anónimo dijo...

ah vale vale que no habia pillado eso

ojos de gato dijo...

para mí lo peor de ultimate xmen es que la mayorái de los personajes son planos, planísimos.....y creo que vaughan debería haber hecho él enterita la cole...................

la saga de matanza me está pareciendo muy interesante